EL OSCURO Y POLVORIENTO DESVÁN DE MI MEMORIA.
La vida secreta de las palabras, donde despiertan las letras dormidas, imagenes robadas, sueños lejanos...un verso, una rima, un poema inacabado, la poesía del desconcierto en movimiento, la prosa adaptada al sentimiento de necesitar expresar lo que siento en cada momento .
Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

" Sin la música la vida sería un error " Nietzsche

jueves 22 de Mayo

Encuentran el eslabón perdido en la evolución de las ranas y las salamandras


Su cráneo, columna y dientes muestran una mezcla de rasgos de la rana y la salamandra.

Con este hallazgo se pone fin a la principal controversia sobre la evolución de los vertebrados.

El fósil de un anfibio que vivió hace millones de años en Texas es el eslabón perdido que demuestra que las ranas y las salamandras descienden de los temnospóndilos, un grupo de anfibios extinto, según un estudio de la Universidad de Calgary (Canadá).

El examen y la descripción detallada del fósil del 'Gerobatrachus hottoni' (rana mayor de Hotton) pone fin a la principal controversia sobre la evolución de los vertebrados, que se debía a la falta de información sobre formas de transición conocidas.

"Este fósil colma ese vacío", señala Jason Anderson, profesor de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Calgary y autor principal del estudio, que se publica en la última edición de la revista científica británica Nature.

'Años de las Ranas'

Anderson calificó de "agridulce" la coincidencia de este descubrimiento con el 'Año de las Ranas', convocado en 2008 por los conservacionistas para alertar al mundo de la desaparición de muchas especies de ranas y otros anfibios. Se calcula que en las últimas décadas han podido desaparecer 130 de estas especies debido al cambio climático, la contaminación y los efectos mortales de un hongo quítrido que se alimenta de la queratina de la piel de las ranas. El fósil, descubierto en 1995 en Texas (EEUU) pero que fue rescatado recientemente por el equipo de Anderson, tiene la forma arcaica de un temnospóndilo, pero también rasgos de las salamandras, ranas y sapos actuales, por lo que permite comprender mejor el origen y la evolución de los anfibios modernos.
Su cráneo, columna y dientes
muestran una mezcla de rasgos de la rana y la salamandra. Mientras la forma del cráneo es ancha como la de la rana, la fusión de dos huesos en el tobillo es una característica que normalmente sólo se ve en las salamandras, afirma el estudio.

EFE. 22.05.2008 - 03:27h

No hay comentarios: