EL OSCURO Y POLVORIENTO DESVÁN DE MI MEMORIA.
La vida secreta de las palabras, donde despiertan las letras dormidas, imagenes robadas, sueños lejanos...un verso, una rima, un poema inacabado, la poesía del desconcierto en movimiento, la prosa adaptada al sentimiento de necesitar expresar lo que siento en cada momento .
Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

" Sin la música la vida sería un error " Nietzsche

El corsé esa incomoda prenda antaño denostada...

Durante el reinado de Felipe II se forjó la idea de crear un artilugio para modelar el torso femenino. Este artilugio, conocido con el nombre de “cartón de pecho”, tenía la finalidad de aplastar los atributos femeninos. Estructuras de madera, hierro o tejidos armados con ballenas se vestían sobre la camisa interior femenina, y sobre ellas, la saya.
La finalidad era conseguir unos torsos rígidos y planos demandados por los ideales de belleza del momento. Al mismo tiempo permitían lucir con claridad los motivos decorativos de los ricos tejidos utilizados, que, al adherirse a una superficie plana a modo de un lienzo, permitían mostrarlos sin una arruga.
A partir de este embrión, bajo la influencia de la moda española, la historia de la indumentaria nos informa de una sucesión constante de prendas destinadas a modelar el torso femenino. Con los nombres de cotilla o corsés, desde el siglo XVIII, estas prendas han estado presentes en todos los guardarropas femeninos hasta el siglo XX, reflejando los gustos de cada época.
Además de los corsés anteriormente citados, han llegado hasta nosotros unos cuantos ejemplares que tienen la particularidad de estar realizados en hierro forjado. Estos corsés, acertadamente denominados corazas o cuerpos de hierro, sorprenden por su aspecto opresor y semejan instrumentos de tortura.

Dichos cuerpos de hierro parecen haber sido utilizados en toda Europa a lo largo de los siglos XVI y XVII; muestra de ello son los ejemplos que aquí se exhiben y los que otros museos de Europa conservan entre sus colecciones: Museo de Artes Decorativas de París; Museo de Cluny, en Francia; el Museo Stibbert en Florencia; Wallace Collection, en Londres…
Sin embargo, aún hoy nos es desconocido su uso, pues resulta difícil admitir que voluntariamente las mujeres hubieran echado mano a estos artilugios para estar más bellas.
Estas piezas históricas proceden del Museo Le Secq des Tournelles, de la villa de Rouen en Francia, fueron exhibidas en el Museo del Traje el 20 de marzo de 2007, en la vitrina Tesoros del Pasado.


No obstante existe cierta fascinación erótica por el corsé actualmente, algunas prendas son realmente bellas creaciónes llenas de glamour.

No hay comentarios: