EL OSCURO Y POLVORIENTO DESVÁN DE MI MEMORIA.
La vida secreta de las palabras, donde despiertan las letras dormidas, imagenes robadas, sueños lejanos...un verso, una rima, un poema inacabado, la poesía del desconcierto en movimiento, la prosa adaptada al sentimiento de necesitar expresar lo que siento en cada momento .
Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

" Sin la música la vida sería un error " Nietzsche

La musa del ajedrez

Todo ajedrecista sabe que Caissa es la musa del ajedrez, pero paradójicamente, el ajedrez surgió mucho antes que Caissa, porque esta diosa no es de la mitología griega ni romana, aunque sí "nació" en la literatura, en la poesía.
Un chico inglés de 17 años escribió en 1763 el poema Caissa o el juego de ajedrez, en el que cobró vida esta ninfa encantadora, que promete a Marte corresponderle, si logra inventar un juego sugestivo. Por aquella ninfa del bosque -según el poema- Marte, dios romano de la guerra, concibe el ajedrez y lo presenta con el nombre de Caissa.El autor de Caissa es William Jones y el poema se dio a conocer en una de sus obras publicadas en Oxford, en 1772. Pronto cobró popularidad en Francia y fue publicado el poema en La Palaméde, la primera revista de ajedrez, editada por Labourdonnais en París en 1836. Hoy en todos los confines veneramos a Caissa, que es la forma poética de decir ajedrez.
Y no iban a contentarse las mujeres sólo con ser inspiradoras del arte del ajedrez: pasaron a ejecutantes. Luego de algunos casos aislados en siglos y años anteriores, Miss Elizabeth Foor tuvo la iniciativa de fundar en 1894 el primer Club Femenino de Ajedrez de Nueva York, primado además en el planeta."
Sir William Jones se inspiro en el cuadro " Vida's Scacchia Ludus" que se muestra al inicio de esta página. Al final del poema Marte dice:
. . . fram'd a tablet of celestial moldInlay'd with squares of silver and gold;Then of two metals form's the warlike band.That here compact in show of battle stand;He taught the rules that guide the pensive game,And call'd it Caissa from the dryad's name.Whence Albion's sons, who most its praise confess,Approved the play and named it thoughtful Chess


Caissa era una joven diosa que hacía predicciones sobre el porvenir. Viendo cómo serían los ejércitos del futuro decidió crear un juego en el que para ganar fuese necesaria la inteligencia y el valor. En el juego participarían dos ejércitos, uno blanco y otro negro, que intentaban matarse unos a otros; y se jugaría sobre un tablero dividido en ocho casillas por lado y alternativamente de color blanco y negro (64) .

Cada ejército estaba compuesto por ocho peones, dos torres, dos caballos, dos alfiles, una reina y un rey. Los peones tenían la habilidad de andar dos casillas en su primera jugada, pero recibían una maldición que les impedía matar a los soldados enemigos que estuvieran enfrente suyo. Sólo podrían capturar a los que estuviesen en la casilla más próxima en diagonal. Las torres tenían la habilidad de enrocar con el rey, pero sólo podrían mover en horizontal. En el enroque el rey pide defensa. Anda dos casillas en dirección a la torre y esta salta por encima para ponerse a su lado. Los caballos tienen la habilidad de saltar por encima de las murallas enemigas, pero sólo podrían mover una casilla como la torre y una casilla en diagonal, y siempre alejándose. Los alfiles representan obispos y que no matan en nombre de la religión sino del rey. Por su gran crueldad reciben la maldición de poder moverse sólo por las casillas de un mismo color, en diagonal. La dama, o reina, fue hecha a imagen de una diosa, por lo que se convirtió en la pieza más poderosa del tablero. Y el rey fue creado a imagen de los grandes guerreros que habrían de surgir. El rey recibió la maldición de no poder acercarse a una casilla del rey adversario.



Tras crear el juego Caissa resolvió esconderlo para que no lo viesen y se lo destruyesen. Como no sabía cuál sería un buen lugar para esconderlo decidió elegir cualquier lugar de la Tierra. Lanzó el juego y fue a caer en la India. Cuando los indios descubrieron el juego quedaron impresionados. Intentaron jugarlo de varias maneras, pero siempre había desacuerdos entre los jugadores. Cierto día decidieron hacer algunas reglas que debían se respetadas por todos los jugadores.
Pasaron muchos años desde que Caissa había lanzado el ajedrez a la Tierra, y decidió recuperar su juego para mostrarlo en su país, pero cuando supo que el juego ya era muy conocido y jugado decidió protegerlo, convirtiéndose en su musa y dejándolo definitivamente en la Tierra.






No hay comentarios: