EL OSCURO Y POLVORIENTO DESVÁN DE MI MEMORIA.
La vida secreta de las palabras, donde despiertan las letras dormidas, imagenes robadas, sueños lejanos...un verso, una rima, un poema inacabado, la poesía del desconcierto en movimiento, la prosa adaptada al sentimiento de necesitar expresar lo que siento en cada momento .
Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

" Sin la música la vida sería un error " Nietzsche

El rapto de las Sabinas I

Ya es tarde. Nada tiene remedio. La luna ha dejado caer su manto sobre este apacible lugar del mundo, dejándonos a todos sumidos en la más absoluta oscuridad.
¡Oh, dulce noche! ¿Es desolación lo que dejas en mi alma? ¿Acaso no puedo verte como antes lo hacia? No, la juventud marchó y me dejo tan solo un cuerpo adormecido y unos huesos que se oxidan con cada paso lento del invierno, que hielan mi corazón y me hace pensar que nada importa ya, que el pasado no tiene remedio y que el futuro es inexistente. No vale la pena mirar atrás, todo lo que pasó ayer ha muerto y no volverá, porque nunca tuvo vida, porque nació para morir lentamente: tan sólo le bastaban veinticuatro horas al día de ayer, para que el sol se pagara y matara su propio nacimiento en la madrugada. Pero él es el único que puede volver al día siguiente, vivir de nuevo, como Prometeo.
Y aquí sigo yo, Solo en una vieja casa del pueblo que me aniñó y me hizo adulto. Lugar aún no raído por la modernidad, lugar bendecido. Todavía salgo a menudo para ver a los agricultores trabajar la tierra con ahínco, con amor. Siento como acarician la tierra cada vez que transplantan o plantan, y ella, les regala los frutos más diversos y agraciados por la mano de Dios. Aún veo a las madres llevar a sus hijos al colegio, y como hablan entre ellas sobre travesuras y alborotos, sin preocupación.
¡Cuesta tanto hacer personas de bien en el presente!. A veces creo que las puertas del infierno se abrieron el día en que John F. Kennedy murió asesinado. ¡Que aberración dirán algunos! Pues yo no lo creo, él murió en 1963, el año que considero como el "año de la bestia". Kennedy era algo más que un simple demócrata; era el que sería el creador del sueño de Martin Luther King. Propugnaba la libertad y la igualdad en un momento de la historia en el que nadie se atrevía a hacer, valoraba al individuo como el único capaz de mandar sobre sus acciones. Era mi maestro, era la persona que iba a cambiar el transcurso de la historia, pero lo mataron por intentar cumplir el sueño de todos. Y también murió ese año Aldous Huxley, en noviembre, creo. Gran perdida para la humanidad, pero nadie lo lloró como lloraron a Diana de Gales. Fue un hombre al que todos deberíamos amar, un filosofo al que no escuchamos cuando nos advertía del peligro que perseguía a la humanidad. Y nadie le lloró. Aquello que él llamaba como un" mundo feliz" era la más terrible de las posibles utopías. Que miedo sentí cuando se me ocurrió pensar que la humanidad iba a ser en el futuro como él imaginaba.
Desgraciadamente, no se equivocó, aún escribiendo su libro cincuenta años antes de que ocurriera lo que predecía. Y ahora, sigo temblando al ver que ese mundo imaginado, es real ante nuestros pies. ¡Dios mio, dame fuerzas y permite que siga teniendo miedo, que no me acostumbre al mundo actual!
El fuego sigue ardiendo: consume con su fuerza la leña que tiré hace dos horas. No se apaga, sigue viviendo en una chimenea ennegrecida por el humo, humo que se me presenta como el inevitable paso del tiempo y de uso, un uso que la ha desgastado lentamente. Pero aún sigue ardiendo.
Si miro fijamente a los ojos del fuego durante un rato, siento como la mirada se me escapa hacia la parte superior de la chimenea: EL RAPTO DE LAS SABINAS, lograda imitación del original, es mi más valiosa posesión. A veces me pregunto como se le ocurrio a Poussin tal historia. Es la historia de una civilización, pero también la historia personal de cada individuo que se denomina habitante de los grandes abismos terrenales. Tan sólo es un cuadro, un cuadro que pervive en el tiempo y que no envejece. Un cuadro que expone la miseria humana, los miedos, las tristezas y el mal uso del poder.

2 comentarios:

Blogger a tiempo parcial dijo...

No conocía esto...gracias por la lección

Ego dijo...

Prometeo no tenía ni idea. Quizás si hubiera charlado más con Palas Atenea, otro gallo le hubiese cantado. Respecto a las Sabinas, ellas sí hicieron historia, y no once señores y un balón.
Un (b)eso...