EL OSCURO Y POLVORIENTO DESVÁN DE MI MEMORIA.
La vida secreta de las palabras, donde despiertan las letras dormidas, imagenes robadas, sueños lejanos...un verso, una rima, un poema inacabado, la poesía del desconcierto en movimiento, la prosa adaptada al sentimiento de necesitar expresar lo que siento en cada momento .
Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

" Sin la música la vida sería un error " Nietzsche

CHILDREN OF LIR...


LA LEYENDA DE LOS HIJOS DE LIR

En el tiempo en que( los Tuatha Dé Dannan)cinco reyes de Irlanda(Erin) competian entre sí por la supremacia de la isla. Una mayoria eligio a Boadbh Dearg para obstentar el poder, solo el rey de Lir no quiso aceptar el acuerdo y Boadbh Dearg, le dió como esposa a una de sus hijas adoptivas (Aeb, Aoife y Albha), demostrando así su buen talante.Lir escogio a la mayor Aeb que le dio primero un par de gemelos(Fionnuala una niña y Aodh un niño)posteriormente tuvo do gemelos más (Conn y Fiachra)durante un corto y feliz matrimonio, tristemente Aeb falleció tras el parto de los últimos gemelos.Al ver a Lir desolado por la pena del fallecimiento Boadbh Dearg le ofrecio la mano de su segunda hija Aoife...aqui se gesta la leyenda.
Lir era rey de un reino irlandes de Sidhe Fionna que tenia cuatro hijos a los que amaba apasionadamente. Fionnuala era la mayor de los hermanos y cuidaba de los otros tres (Aodh, Conn y Fiachra) en ausencia de su madre muerta. Todos vivian felizmente con su padre hasta que se caso con Aoife la que hizo dueña y señora de su castillo.
Aoife enseguida comenzo a sentir celos del tiempo y el amor que Lir dedicaba a sus hijos y los celos no tardaron en convertirse en odio, hasta el punto en que no soportaba verlos. Una mañana, engañandolos bajo el pretexto de que iban a visitar a su abuelo, el rey de Tuatha De Danaan, los llevo hasta el lugar en que se desharia de ellos para siempre. Fionnuala tenia el presentimiento de que Aoife estaba planeando algo para hacerles daño pero no supo como detenerla. En su camino hacia el castillo de su abuelo, pasaron junto al Lago Derravaragh y se detuvieron a descansar. Aoife dijo a los niños que podian nadar un rato en el lago si asi lo deseaban y los tres chicos saltaron alegremente al agua. Fionnuala quedo atras pero Aoife le ordeno que se reuniera con sus hermanos en el lago y esta obedecio.


Tan pronto como todos los hermanos estuvieron juntos, Aoife saco la varita de un druida que habia estado ocultando bajo su capa y apuntandoles con ella realizo un poderoso hechizo: "Hijos de Lir, vuestra buena fortuna se ha acabado. De ahora en adelante las aves acuaticas seran vuestra familia, y vuestros gritos se confundiran con el grito de los pajaros."
Al momento los cuatro hermanos se disolvieron en el aire y en su lugar aparecieron cuatro hermosos cisnes de brillante plumaje blanco.
Aoife volvio la espalda e ignoro los lastimeros gritos de los cisnes. Fionnuala se deslizó hasta el borde del lago y rogó a su madrasta que no los condenase a ser cisnes para siempre. Rogó y rogo, pidiendo que, al menos si no les devolvia su forma humana, que pusiera algun limite a su encantamiento.
Incluso las villanas tienen un trocito de corazón y Aoife se volvio hacia ella, diciendoles que serian cisnes durante 900 años, pasando 300 años en el lago Derravaragh, 300 años en el Mar de Moyle, y los ultimos 300 años en el Oceano Atlantico. Les aseguro que cuando un rey del norte se casara con una reina del sur y oyesen el sonido de la campana anunciando una nueva fe, el final de su encantamiento, y de su exilio, estaria cerca. Hasta entonces su apariencia seria la de cisnes y conservarian su raciocinio humano, sus corazones y sus voces, y su musica seria tan bella y dulce que consolaria a todo aquel que la oyera. Y con esto les ordeno que se alejaran, pues el verles la atormentaba. Llena de remordimiento por lo que habia hecho, Aoife se alejo corriendo de la orilla y cabalgo hasta el castillo del abuelo.
El rey se entristecio al ver que los niños no estaban con su madrastra pero Aoife ya tenia una historia preparada: le dijo que habia ido sola para decirle que Lir estaba celoso de su cariño hacia sus hijos y que no la dejaba llevarlos a verle, al principio el rey se enfado al oir sus palabras,
pero luego la sospecha le invadio y mando un mensaje a Lir de que le visitara con los niños al dia siguiente. Al recibirlo, Lir se alarmo y partio hacia el castillo.
Desde el lago Derravaragh los niños-cisnes vieron venir la comitiva y reconocieron a su padre. Volaron hacia la orilla y llamaron a Lir, que oia las voces de sus hijos pero no los veia por ninguna parte, hasta que de repente vio a los cisnes y comprendio. Corriendo hacia ellos, comenzo a llorar de impotencia, preguntando que podia hacer para ayudarles...
Finnuala le dijo que no podia hacer nada y explico a su padre las condiciones de su encantamiento. Viendo la angustia en el rostro de su padre, la niña-cisne comenzo a cantar y sus hermanos se le unieron. La desolacion del rey parecio calmarse con el sonido de sus mágicas voces, y el cortejo que le acompañaba y el propio rey se durmieron placidamente.
A la mañana siguiente Lir partió para contar al abuelo de los niños el terrible destino al que estos se enfrentaban. Cuando el rey supo de la traicion de Aoife, se volvio hacia ella furioso y con su vara de druida la convirtio en un demonio del aire. Una racha de viento la elevo como una hoja y se dice que en las noches de tormenta aun se la puede oir lamentandose en el viento.

Al dia siguiente Lir y el abuelo de los niños cabalgaron hasta el Lago Derravaragh y se quedaron alli durante años. Los años se convirtieron decadas, y las decadas en siglos. Y por fin llego el dia en que Fionnuala supo que era hora de marchar. Cuando cayó la noche los cisnes cantaron y Lir y sus amigos se echaron a dormir por ultima vez. Al amanecer los cuatro cisnes se elevaron en el aire, volaron en circulos sobre aquellos a los que iban a dejar atras, y emprendieron la marcha hasta las fria aguas del Mar de Moyle, un mar tormentoso y salvaje entre Irlanda y Escocia, helado en invierno y con fuertes vientos en primavera. En este lugar tan desolado sufrieron tanto con el frio que las plumas se les volvieron tan fragiles como un delgado cristal, y los vientos de la primavera les hacia chocar contra las rocas que emergian del mar.
Una noche de violenta tormenta, con ensordecedores truenos y rayos cayendo por doquier, el agua entorpeciendo su vuelo, los cuatro cisnes se separaron en la lluviosa oscuridad. Cuando llegó el alba, Finnuala apenas podia volar, pero con gran esfuerzo logro llegar a la Roca de la Foca, Carraignarone, pero no podia ver a sus hermanos a pesar que la tormenta habia amainado y el sol brillaba suavemente sobre un mar tranquilo y desierto.
Conn aparecio de repente, exhausto, y aterrizo junto a ella. Momentos mas tarde Fiachra llego a duras penas. Por fin llego Aed, totalmente abatido y cansado. Abrazados unos a otros, permanecieron alli hasta que recobraron su fuerza.
Los trescientos años pasaban lentamente en aquel tormentoso mar pero al fin llego la hora de marchar.
De camino hacia su nuevo y ultimo destino, debian sobrevolar las tierras de su padre. Ansiosos de ver su hogar y su familia, iban volando sobre el maravilloso paisaje que disfrutaran en su niñez, buscando ansiosamente el castillo de Lir, por fin divisaron la familiar colina, pero no habia rastro alguno de la casa de su padre. Todo lo que quedaba era un monticulo cubierto en hierba, matorrales y restos rocosos. Los hijos de Lir descendieron entre la mala hierba y las ruinas y recordaron su casa como la habian dejado aquella fatal mañana en compañia de Aoife. Llorando de pena se elevaron de nuevo en el aire y se dirigieron al oeste para pasar sus ultimos 300 años de exilio.
En la costa oeste de Irlanda hay un pequeño islote llamado Inish Glora y alli se refugiaron los cisnes. Permanecieron en aquel lugar y los pajaros acudian de otras islas de esa parte de la costa para disfrutar de su inigualable canto.
Una nueva era habia comenzado en Irlanda y los Tuatha De Danaan habian sido reemplazados por otra raza. Los viejos dioses se habian retirado al otro mundo y la gente ahora adoraba al dios cristiano. Los hijos de Lir se habian convertido en leyenda, su historia pasando de boca en boca y de generacion en generacion.
Un hermitaño llamado Mochaomhog conocia la leyenda. Sintiendo que la hora de que los niños-cisnes terminaran su hechizo se acercaba, se fue a Inish Glora y construyo una iglesia en la isla. Cada mañana al comenzar a rezar, tocaba una campana de bronce. Un dia el sonido de la campana cruzo el lago hasta la isla donde estaban los cisnes y los despertó. Fionnuala se llenó de alegria, porque sabia que la campana anunciaba su libertad y comenzo a cantar.

Al oir la cancion, el hermitaño se apresuro hacia el lago y en la palida luz de la mañana vio a los cuatro cisnes. Los llamo sobre el agua, instandoles a no tener miedo y acercarse, ofreciendes su ayuda.
Los hijos de Lir confiaron en el hermitaño y llegaron a la orilla. Mochaomhog coloco una cadena de plata sobre sus cuellos para que no se separasen jamás y vivieron en su cabaña, felices y en paz al fin.
Mientras tanto Lairgren, un rey del norte, se casaba con una reina del sur, y a traves de este matrimonio la ultima parte del encantamiento de Aoife se rompio. La nueva reina pidio los cisnes como regalo de bodas, asi que el rey viajo hasta Inish Glora para buscarlos. Cuando Mochaomhog rehuso su requerimiento, el iracundo rey alzo la cadena que unia a los asustados cisnes y los saco a rastras. Se resistieron con fuerza por un momento, pero de repente Lairgren y el hermitaño vieron con horror como las plumas de los cisnes caian en el suelo, casi muertos, yacian cuatro arrugados y fragiles ancianos. Mochaomhog se apresuro a su lado e intento consolarles, pero Fionnuala le dijo que sabia que estaban muriendo y le pidio que los enterrara en un lugar donde encontrasen paz.
Poco despues los hijos de Lir murieron tranquilamente, y Mochaomhog los enterro como
Fionnuala habia pedido e hizo colocar una losa sobre su tumba.

DESPUES DE TODO ES UNA HISTORIA IRLANDESA

TODOS SABEMOS COMO TERMINAN LAS HISTORIAS

IRLANDESAS, POCAS TIENEN UN FINAL FELIZ.

ESTA ES UNA DE ESAS HERMOSAS LEYENDAS DE ERIN, EL PAIS DE LAS HADAS, LOS DUENDES, DONDE UN CORAZÓN IRLANDES TIENE MÁS PODER QUE TODOS LOS SORTILEGIOS.


2 comentarios:

Adara dijo...

Bueno por fin he terminado la primera entrada, espero que pases a verla y te guste ya que tu sabiduria es incalculable. Un beso y gracias por todo!!
Adara

Amnesia dijo...

Un besazo eurice, la historia una pasada, y las fotos ni te cuento, me encanta tu blog, cuidate muaks tk.